Psicología y Habilidades Sociales

Relaciones sociales: su desarrollo desde la infancia y en el colegio.


Los seres humanos somos seres sociales, necesitamos comunicarnos con los demás para poder sobrevivir. Por ello, los casos de niños/as abandonados/as o el famoso caso del niño salvaje que no se relacionaba con otras personas (la película “El pequeño salvaje”, 1969, es un buen ejemplo de ello, adjunto fotografía del filme más abajo), dejan ver que si no socializamos nuestro desarrollo es inferior y carente a muchos niveles, no sólo el social.

wild_child02

Prueba de ello es que nuestro desarrollo social comienza ya en los primeros años de vida. Durante los tres primeros años, aparece el apego, fundamentalmente con la figura materna. El apego es el vínculo afectivo, activo y recíproco, que el niño establece con una o varias personas del sistema familiar. Y se manifiesta buscando a la figura de apego, resistiéndose a la separación de ella y usándola como base para explorar el mundo. El apego es el vínculo emocional más importante en la primera infancia y, de hecho, determina en gran parte el desarrollo social del/de la niño/a en el futuro. Su autor, Bowlby, estableció una relación entre la calidad del vínculo de apego y la futura salud mental del individuo; cuánto mejor sea la relación íntima con la madre en los primeros años de vida, mejor será la salud mental del bebé. De manera que nuestro primer vínculo social lo establecemos con nuestra madre.

En torno a los dos años de vida, el bebé empieza a mostrar ansiedad ante un extraño, que se traduce en preferencia por las figuras de apego sumada a la desconfianza ante las personas y lugares extraños. Y, paralelamente, también aparece la ansiedad por separación, que se dispara cuando un/a cuidador/a conocido/a se va.

Aquellos/as bebés que no hayan podido establecer un buen vínculo de apego durante estos tres primeros años, pensemos por ejemplo en niños o niñas que hayan estado en varias casas de acogida o a los que se  les haya privado de muestras de afecto, mostrarán con alta probabilidad problemas relacionales en el futuro. 

Desde los tres hasta los seis años, nuestra manera de socializar se traduce en el juego y el concepto de amistad es tan simple como “es mi amigo porque juega conmigo a la pelota”. Paralelamente vamos adquiriendo la identidad de género y el auto-concepto.

Ya en la niñez intermedia (de los seis a los once años) vamos desarrollando la moralidad, la comprensión de las normas sociales, del bien del grupo…se va entendiendo el sistema social de normas y los derechos de los individuos.

growing-up-esri-study-children-752x501

¿Cuándo pueden torcerse las cosas? Rasgos como la introversión, la timidez, o la falta de habilidades sociales tienen, fundamentalmente, su mayor manifestación en la preadolescencia y la adolescencia (a partir de los siete u ocho años en adelante). Digamos que en los primeros años de vida nos relacionamos de una manera más fácil y espontánea porque todavía no tenemos desarrolladas muchas de las emociones negativas ni mucho raciocinio. A lo largo de la adolescencia experimentamos la comprensión de nuestra identidad, de nuestra personalidad. La identidad se forma cuando se resuelven las siguientes problemáticas: la elección de una ocupación, la adopción de valores en los que creer y el desarrollo de una identidad sexual satisfactoria. De manera que es una etapa especialmente delicada. Muchas cuestiones están en juego, y el resultado es muy importante y determinante.

Es en los años de colegio y de adolescencia dónde la combinación casa+colegio puede ir haciendo mella, hacia un resultado positivo o un resultado negativo. Desde las teorías más integradoras, las personas somos una combinación de nuestros rasgos de personalidad o nuestra individualidad digamos, y los factores del ambiente, en este caso la educación familiar y el colegio.

El Modelo del Déficit Conductual defiende que el desarrollo social es inadecuado porque las respuestas necesarias no fueron adquiridas en la infancia, se cuenta con pocas experiencias sociales, las pautas educativas no han sido apropiadas y la interpretación que se ha hecho de ellas ha sido inadecuada.

El Modelo de Ansiedad Condicionada entiende que la persona no sabe desenvolverse en un contexto social porque estas conductas han sido castigadas en su día y ha adquirido ansiedad ante estas situaciones.

Y, por su parte, el Modelo de Cogniciones Inadecuadas habla de que, en ocasiones, la conducta social deseada no se produce debido a la existencia de pensamientos negativos que tiene el individuo acerca de sí mismo. Es decir, reflejo de inseguridades y baja autoestima.

Estos tres modelos hablan de personas carentes de habilidades sociales. En todos los casos sería necesario un entrenamiento en las mismas y, sobretodo, entender la importancia de la prevención llevada a cabo desde casa y desde el colegio durante los primeros años de vida. El desarrollo psicosocial constituye una parte muy importante de nuestra identidad y nuestra autoestima.

Muchas gracias por leerme. ¡Hasta la semana que viene!

Anuncios

La búsqueda de “likes”

Ser joven y encajar en la sociedad es difícil pero cuanto más lo es encajar en la sociedad virtual. En las redes sociales se muestra la mejor cara de uno mismo, la felicidad, los amigos que se tienen, todos los planes que se llevan a cabo… Sin embargo, en numerosas ocasiones esta cara no es la real. En Adamia Psicología nos hemos dado cuenta de que cada vez más los jóvenes muestran sus vidas como si fueran perfectas y rara vez muestran sus momentos de debilidad. Parece que hay una necesidad por la aprobación de quiénes somos y qué hacemos, cueste lo que cueste.

A raíz de estas observaciones han surgido numerosas investigaciones para entender el porqué del boom de las redes sociales y qué efectos pueden desencadenar. En 2009, el sociólogo Alfredo Montes afirmaba que las redes sociales resultan especialmente atractivas para adolescentes y jóvenes porque les ofrece un sistema de comunicación de forma inmediata, divertida y sin esfuerzo. La comunicación rápida con sus iguales es una ventaja de estas plataformas, sin embargo, las desventajas son mucho más amplias que pueden ir desde la obsesión y la adicción al teléfono móvil como al riesgo de estar siempre localizado, ya que no todo el mundo debería saber dónde estamos y en qué momento.

captureevolucion

Recientemente se ha hablado mucho sobre la cara oculta de los influencers en las redes, a raíz de la muerte de una de ellas, Celia Fuentes. Muchos seguidores no entendían como podía quitarse la vida una persona que aparentemente era feliz y tenía una vida de ensueño entre desfiles y fiestas. Lo cierto es que detrás de esa presentación pública había más, gente cercana a ella ha afirmado que la influencer llevaba tiempo con depresión, un problema común en nuestra sociedad aunque no se hable de ello. Es importante que eduquemos a nuestras pequeñas y pequeños para que entiendan que todo lo que ven en Internet no tiene porqué ser cierto ni real.

El grupo de investigación PSICOSOC, perteneciente a un centro adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, encontró en 2011 una relación inversa entre el tiempo pasado en estas plataformas y el sentido de vida percibido, es decir, que cuanto más tiempo se dedica a las redes sociales más vacío existencial tenemos, entendiendo este como no tener un proyecto de vida que da sentido a “quién somos” y “quién seremos”. En relación con este hallazgo, se encuentra el capítulo Nosedive (Caída en Picadode la serie de Black Mirror. Es un capítulo muy recomendable para entender la falsedad y la frivolidad que se encuentran muchas veces en plataformas como Instagram o Facebook.

En nuestra consulta en Vigo intentamos hacer ver a los padres que las redes sociales son un invento muy útil para las y los adolescentes siempre que les enseñemos como es un buen uso y cuándo se pasa el límite. Como adultas/os tenemos el deber y la obligación de hacerles ver lo que es real y lo que no e intentar que tengan una vida plena por sí mismos, sin que el querer gustarle a todo el mundo se vuelva una obsesión, ya que por mucho que hagamos nunca podremos gustarle a todas y todos.

Para finalizar os dejo un vídeo aquí que se llama Are You Living an Insta Lie? Social Media Vs. Reality (¿Tu vida en Instagram es una mentira? Redes sociales contra Realidad) relacionado con todo lo que acabamos de comentar. ¿Que creéis? ¿Es una exageración o estamos llegando a los límites que se plasman en el capítulo y en el vídeo? Dejad vuestras opiniones abajo. Gracias por leernos.

Adamia Psicología
Llámanos al 628 25 28 47
Escríbenos a adamiapsicologia@gmail.com

¡Te esperamos!

¡Hasta la semana que viene!

¿Qué es el Síndrome del cuidador/a agotado?

Hoy quería hablaros de una parte de la población que, debido a su trabajo doméstico que se puede dar en numerosas ocasiones, a mayores de su trabajo fuera de casa, están en riesgo de sufrir algún tipo de trastorno afectivo, como puede ser la depresión, el estrés o la ansiedad. Me estoy refiriendo a los cuidadores familiares, que son aquellos que normalmente se ocupan del cuidado y del apoyo en las Actividades Básicas de la Vida Diaria de las personas mayores, con discapacidad o con algún tipo de enfermedad grave.

abc12

El perfil del cuidador familiar es principalmente el de una mujer (85% de los casos) con una edad media de 52 años.  La labor que hacen es muy dura y les acaba haciendo daño, se descuidan y desentienden a otras partes de la familia, como pueden ser su pareja o sus hijos. Con el paso de tiempo, tienen dolencias físicas, ya que en ocasiones pueden llegar a cargar con la persona que cuidan, debido a su escasa movilidad y, también, dolencias psíquicas, debido al agotamiento. Con todo esto, la persona puede llegar a sufrir el llamado “Síndrome del cuidador quemado” (o “burn-out“, el cual se da en muchas profesiones de atención a las personas como puede ser el área sanitaria, de la educación o la administración pública). Además, de todas las dolencias que pueda padecer la persona, cuando se da este síndrome, el cuidador o la cuidadora pueden llegar a “coger manía” al  o la dependiente de forma inconsciente, debido al tiempo que le dedican a ellos/ellas en lugar de a sí mismos y a su vida. Esto es un problema, ya que el cuidado puede verse deteriorado y a la larga los beneficios que se podrían encontrar serían menores.

Conociendo estos datos, es importante que el cuidador o la cuidadora dediquen tiempo para ellos. La verdad es que no se puede cuidar a nadie, sin cuidarse a uno mismo primero, por ello, muchas intervenciones cognitivo-conductuales, están orientadas  a aumentar el tiempo de ocio de los cuidadores y las cuidadoras. Por eso, si te encuentras en una situación como la que acabo de describir te enumero algunas pautas que puedes seguir para aliviar la tensión. De todas formas, si ves que los síntomas se mantienen lo mejor es que acudas a un profesional para poder ayudarte a ti y a quién cuidas.

  1. Haz una lista con aquellas actividades que te gustaría practicar. No tienen porqué ser costosas ni de larga duración, puede ser simplemente “darme un baño con espuma” o “salir a pasear con mi pareja”.
  2. Hazte un planning semanal, donde aparezcan los 7 días de la semana y las diferentes franjas horarias (por lo menos mañana, tarde y noche). En este planning tendrás que poner al menos una actividad de tiempo libre por día la primera semana, la semana siguiente dos actividades por día… y así hasta que empieces a notar que tu calidad de vida va mejorando.
  3. Desahógate. Bien con alguien de tu entorno o con alguien que sabes que está pasando por lo mismo que tú. Parece una tontería pero soltando todo lo que llevas yendo tu tensión también puede ir disminuyendo.
  4. Si la economía te lo permite busca a algún profesional de atención a domicilio que te pueda ayudar para pasar menos horas y dedicar más tiempo para ti.
  5. Olvídate de la culpa. Este sentimiento no hace más que hacernos daño a nosotros y a los que nos rodean. No te sientes culpable si pasas menos tiempo con la persona que cuidas ni le hagas sentir culpable a él/ella del tiempo que te quita. Te dejo aquí un artículo de nuestro blog relacionado con este aspecto.

Como veis, son cosas muy simples y que todos podemos hacer en cualquier situación laboral o personal que nos supere y en la que necesitemos dedicar más tiempo a nosotros mismos.

Espero que os haya gustado, si tenéis alguna duda, sugerencia o comentario no dudéis en escribirnos abajo. ¡Gracias por leerme!

Lo que espero de “Hasta los huesos”

En los últimos días se ha hablado mucho sobre un nuevo estreno de Netflix, una película que trata sobre la anorexia: Hasta los huesos (“To the bone”). Su estreno es este viernes 14 de julio en la plataforma citada y sé que voy a verla a lo largo del fin de semana aunque no estoy totalmente segura de que vaya a ser lo que estoy esperando. Lo cierto es que como psicóloga tengo sentimientos encontrados de cara a cómo va a ser la película y, aunque el tema cinematográfico no es un tema habitual en nuestra página, si que me gustaría dar mi opinión al respeto acerca de cómo debería abordarse el tema de la anorexia.

Por un lado, me gustaría que la película reflejara lo que es realmente esta enfermedad, cómo afecta a las personas que la padecen y a sus seres queridos y el gran labor que hacen los profesionales para tratar estos problemas tan difíciles de tratar. Me parece una difícil labor por parte de la directora y guionista Marti Noxon, a pesar de haber padecido, por lo que he leído, este trastorno en su adolescencia. El trabajo de los actores y actrices no es ni mucho menos más fácil, si no que, sobre todo los personajes que van a hacer el papel de personas con anorexia, deberían ser conscientes de la importancia de su papel en esta película, ya polémica, debido a la repercusión mediática y a cómo puede afectar a la gente más joven.

Por otro lado, me da un poco de miedo que la respuesta sea negativa y que se utilice la comedia para infravalorar la importancia que tiene este tipo de trastornos. Como psicóloga utilizo el humor en muchas ocasiones con mis pacientes, pero soy consciente de que dependiendo de como se utilice puede ser más perjudicial que beneficioso. Otro aspecto que también puede ser preocupante es el hecho de que la gente tome como modelo de vida la historia que se cuenta.

Desde el punto de vista psicológico, apreciaría que los personajes tuvieran sentimientos reales, tal y como los tienen los pacientes. Por lo que se ve en el tráiler, por lo menos, se hace hincapié en la sensación de control que tienen estas personas acerca de la comida y de lo que les rodea y de la importancia que le dan a este aspecto. Además, me gustaría ver que el tratamiento utilizado (en este caso es una casa con más personas con sus características) es acertado y que se ve realmente el trabajo que hay detrás.

Lily-Collins-To-The-Bone-landscape

Para finalizar os dejo un link en el que la protagonista, Lilly Collins, explica por qué considera que es importante conocer lo que sucede detrás de un trastorno alimentario y que está más normalizado de lo que podría parecer, de ahí la importancia de darlo a conocer en una película.

¡Gracias por leerme!

 

¿Qué tipo de amor tienes en tu relación?

El amor es un tema del que muchos de nosotros y nosotras podríamos hablar, ya sea porque lo hemos vivido en nuestra propia piel o porque lo vemos reflejado en la gente que nos rodea. Sin embargo, lo que muchos y muchas no sabemos es que el amor se puede dar, y podemos vivirlo, de forma muy distinta dependiendo de con quién lo compartamos o del momento de la vida y de la relación en la que nos encontramos.

Una de las tipologías más conocidas del amor es el Modelo Triagnular del Amor de Sternberg. En este modelo, el autor considera que hay 3 componentes principales que caracterizan a los diferentes tipos de amor y estos son:

  • La intimidad: sentimiento de cercanía y afecto hacia el otro. Gustar.
  • La pasión: estado de excitacion mental y física. Encaprichamiento.
  • El compromiso: decisión de que uno quiere al otro. Amor vacío.

MODELO TRIANGULAR DEL AMOR.001

La conjunción de dos de estos componentes desencadena en un tipo de amor. Por ejemplo si nos encontramos en una relación donde los elementos principales son la pasión y la intimidad, estaremos en una relación basada en el amor romantico, donde las personas que configuran la relación se atraen tanto física como emocionalmente, sin embargo por el momento no hay planes de futuro. La atracción entre ellos/ellas es más fuerte que el resto de la relación. Pero también podemos encontrar relaciones donde lo más importante es la intimidad y el compromiso, se trataría más de un amor de compañero, donde la relación que tienes con tu pareja es muy parecida a la que tienes con cualquier otro amigo, escasea la pasión y la atracción. Por último, viendo el triángulo, si juntamos los dos elementos que nos faltan encontramos el amor fatuo o necio (pasión + compromiso), donde la pareja se atrae y decide continuar con la relación pero sin apenas conocerse, ni gustarse.

Como véis en cualquiera de estos tipos de amor falla y falta algo; un elemento que puede variar y convertir una relación mediocre en una relación buena y satisfactoria para quien la vive. Ser conscientes de lo que falta e intentar conseguirlo, hablándolo con nuestra pareja, es el principio para lograrlo, ya que si queremos, podemos luchar por conseguir lo que se llama un amor completo, es decir, la suma de la intimidad, de la pasión y del compromiso.

Un amor completo no es fácil de conseguir, pero sin duda será el tipo de amor que consiga que tengamos una relación satisfactoria si queremos mantenerla a lo largo del tiempo, que nos gustemos y que la rutina no deteriore la atracción que nos sentimos.

Ahora que ya conocemos los tipos de amor que existen según Sternberg… ¿qué elementos crees que predominan en tu relación? ¿Estás satisfecho/a con ella?

¡Gracias por leerme y feliz semana!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Becarios: ¿ocupación de riesgo?

Mucho se ha hablado en la última semana sobre las condiciones laborales que tienen los becarios de las grandes cocinas españolas, debido a unas declaraciones del conocido chef Jordi Cruz. A raíz de ellas, algunos se han puesto en contra y otros a favor, tal y como sucede con todas las polémicas mediáticas. La posición que está en contra desaprueba que estos aprendices no obtengan ningún tipo de salario por su labor y los que están a favor entienden que sus ganancias no son materiales, si no que las obtienen en materia de formación de manos de expertos.

Yo no voy a comentar si estoy de acuerdo o en contra de que esto suceda en nuestro país, y no sólo en las cocinas de grandes chefs, si no que en nuestra ciudad también sucede con algunas formaciones abusivas. Lo que quiero explicar debido a esta noticia son las diferentes motivaciones que tenemos las personas y cómo podemos sentirnos satisfechos en nuestro trabajo.

Desde la Psicología de las Organizaciones o de la Empresa, se han llevado investigaciones desde principios del siglo XX para entender qué es lo que motiva a los trabajadores, cómo aumentan rendimiento y cuándo están satisfechos con su trabajo y su empresa. En cuanto a lo que estamos hablando, no nos interesa tanto hablar de rendimiento, pero si de motivación y de satisfacción, por lo que será lo explicado a continuación.

Motivación

Si buscamos el concepto motivación en la Real Academia Española nos encontramos con las siguientes entradas:

1. f. Acción y efecto de motivar.

2. f. motivo (‖ causa).

3. f. Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona.

Tomando de ejemplo la tercera entrada, encontramos que la motivación puede ser interna y externa. También desde la Psicología de las Organizaciones encontramos esta diferencia:

  • Motivación extrínseca: sería la controlada por la recompensa e incentivos que son independientes de la propia actividad del sujeto para conseguirlos, y cuyo control depende de otras personas. Cuando realizamos una actividad basándonos en la motivación extrínseca podemos cubrir una serie de necesidades (independizarse, crear una familia, alimentarse…). Dentro de la motivación extrínseca encontramos el salario, los descansos, el reconocimiento, entre otras.
  • Motivación intrínseca: se basa en la propia actividad y en lo que cada uno quiere hacer. El incentivo en este caso, por lo tanto, es la realización de la conducta en sí misma, ya que es lo que nos hace feliz.

Por lo tanto, llegados a este punto, aquí tendríamos que pensar en esos becarios y cuáles son sus motivaciones extrínsecas e intrínsecas para seguir “trabajando” en estas cocinas. Probablemente, tengan una motivación intrínseca mucho más alta que la extrínseca, ya que considerarán que se están formando con sus ídolos y que después de estar ahí pueden aspirar a mucho más. Si tenemos en cuenta las palabras de Jordi Cruz tras toda la polémica, de que a los que son de fuera de Barcelona les proporcionan un lugar donde vivir y les dan dietas, podríamos entender que estos aprendices tendrían las necesidades fisiológicas individuales cubiertas.

Por supuesto que estas condiciones no podrán mantenerlas durante mucho tiempo, ya que si lo consideran como una “formación” en algún momento decidirán aspirar a más y ese será su principal objetivo. De esta forma, conseguirían motivarse tanto extrínseca como intrínsecamente de la mejor manera para poder seguir creciendo personal y profesionalmente.

Satisfacción laboral

La satisfacción laboral es la emoción positiva que resulta de la propia percepción de la realización del propio trabajo.

Dentro de los modelos de la Psicología Organizacional acerca de la satisfacción corporal encontramos 3 importantes (Teoría de los factores de Herzberg, Teoría del grupo de referencia de Korman y Teoría de los valores de Locke) que podríamos entrelazarlos para hacer una síntesis sencilla sobre este concepto:

El sujeto se siente satisfecho con su trabajo cuando las características del puesto de trabajo y las normas y deseos del grupo social de referencia, no difieren con lo que espera el sujeto, así como obtener los factores motivadores intrínsecos necesarios para desarrollarlo. Además, la persona tiene que considerar que no hay discrepancia entre lo que desea (identificando la importancia o peso que esto tiene) y lo que obtiene con el trabajo.

Debido a todo esto, considero que estos becarios seguramente tengan motivaciones intrínsecas suficientes y que por lo general están satisfechos con lo que están aprendiendo, si no, dudo que siguieran en esas grandes cocinas. Puede que sea difícil de entender, pero solamente tenemos que hablar con cualquier conocido que haya trabajado con una beca o que las condiciones que se le aplican en el trabajo no son las más adecuadas. Tenemos mucho más cerca que las cocinas de Jordi Cruz, situaciones donde los trabajadores no disfrutan de su empleo, no cobran lo que se merecen o que poco más pagan por trabajar. Aprovechemos esta oportunidad para aprender un poco más de cómo entiende cada persona su trabajo, qué es lo que aprende cada día y qué le aporta en su día.

Y, sobretodo, intentemos estar satisfechos con lo que hacemos. Sin duda, eso es lo más importante.

¡Gracias por leernos y feliz semana!

Hazte Oír: Libertad de expresión como excusa

Desde hace varias semanas mucho se ha hablado sobre la transexualidad en nuestro país. Esto es debido al bus de la asociación Hazte Oír, cuya idea era posicionarse frente a los colegios de diferentes ciudades para expresar lo que consideran “normal” en el cuerpo humano. Sin embargo, en lugar de dar mi opinión acerca de si ese bus tiene que circular cerca de los colegios o no o de si están protegidos por la ley de libertad de expresión o no, quiero mostrar mi preocupación por las repercusiones psicológicas que esto puede producir en los más pequeños.

El lema que defiende la asociación en su autobús no hace más que aumentar el odio y la discriminación que no sólo sufren las personas transexuales, sino también todo el colectivo LGTB. El Colegio de Psicólogos de Baleares (Copib), por ejemplo, ha rechazado las iniciativas promovidas por esta asociación por estar “dirigidas contra la libertad de las personas transexuales y transgénero”, además de incitar “a la discriminación y al odio”.

Lo cierto es que en nuestro país el 90% de los niños, niñas y adolescentes LGTB han sufrido acoso escolar en algún momento. Sin ir más lejos, el último caso en Galicia se da en Lugo, donde un niño sufre acoso escolar, precisamente por identificarse como tal.

Y ya no sólo el acoso escolar, si no que muchos padres no entienden por lo que pasan sus hijos y no saben como afrontarlo. Es necesario empezar a normalizarlo, para que la gente lo entienda y apoye a las personas LGTB ya que, el acoso escolar, la estigmatización y la discriminación hacia estas personas repercuten en su salud, pudiendo sufrir diferentes trastornos de ansiedad y depresión, entre otros. Las tasas de suicidio y de depresión son ocho y seis veces más altas en el caso de las personas transgénero que en la media de la población.

Además de las repercusiones psicológicas, también puede haber problemas médicos debido a la toma excesiva de hormonas para modificar su cuerpo si no son intervenidos tras la evaluación y preparación para la cirugía. Aunque ahora esté mucho más controlado y se realizan más operaciones de cambio de sexo, no fue hace mucho cuando se realizó el primero a una menor en España, ya que fue hace sólo 8 años.

Por todo esto y a que son más de un centenar las personas que solicitan un cambio de sexo en nuestro país, tenemos que concienciarnos sobre respetar a los demás e intentar no hacer daño ni discriminar a los que son diferentes a nosotros, ya que aunque desde la asociación aleguen a que es la biología la que rechaza a los transexuales, científicos y profesionales de la salud hacen hincapié en que esto no es así. Que nazcas con unos determinados órganos sexuales determinados, no quiere decir que te identifiques con ellos y que esto se sepa no va a hacer que haya más personas que antes que se quieran cambiar de sexo (cómo parece que defienden los de la asociación antes mencionada y por eso quieren dejar clara su opinión), sino que ayudaremos a que estos cambios de sexo se produzcan con las mejores condiciones médicas y, finalmente, conseguiremos que haya una mayor aceptación social y que repercuta mucho menos en su salud.

Para finalizar os dejo una versión del autobús pintada en el Colegio Príncipe de España en Huelva, una versión mucho más cercana y justa con las personas transexuales:

_636248437335901007w_4d3ee903

Espero que este post os haya ayudado a reflexionar… ¿vosotros que opináis?