Vive sin ansiedad


La ansiedad, ese enemigo que en algún momento acecha a nuestras vidas. Sentirte demasiado nervioso, notar que el corazón late muy rápido, sudoración, sentir que te quedas sin respiración, creer que te vas morir o que te invade el pánico… Estos son algunos de los síntomas que produce la ansiedad. En mayor o menor medida todos hemos experimentado alguno de ellos.


ansiedad

Por ese motivo, porque convive con nosotros, hoy os traigo una lista de seis consejos que ayudan a manejar mejor la ansiedad. Debemos aprender a controlar esa pizca negativa que invade a veces nuestro día a día y que va de la mano de la sociedad acelerada e impredecible en la que vivimos. La mejor manera de abordarla es a través del cambio de ciertos pensamientos y hábitos, sumado a técnicas de relajación.

Aquí os dejo mis consejos:

  1. Escribe todos los pensamientos negativos y repetitivos que te surjan continuamente. Si reconoces tus pensamientos negativos podrás manejarlos y tus emociones cambiarán. Nuestros pensamientos son los que determinan cómo nos sentimos, por eso es tan importante detectarlos. El primer paso está en reconocer que sufres ansiedad. Sé consciente de cuándo te ocurre, qué síntomas sufres e intenta averiguar el por qué. ¡Sé valiente!
  2. Escribe afirmaciones que resten valor a cada uno de los pensamientos negativos. Hacia donde enfoques tu mente, así serán tus resultados. Cuando los pensamientos negativos que te generan ansiedad aparezcan, respóndele con las afirmaciones positivas.
  3. Mantén tu mente en el presente y en el AHORA. Presta atención a tu respiración. En lugar de decirte que estarás bien dentro de unos minutos (futuro), comprende que puedes relajarte y respirar ahora (presente). El presente es ahora y tienes que disfrutarlo.
  4. Fortalece tu autoestima. Haz una lista de tus cualidades. Usa frases positivas para referirte a ti mismo. Ejemplo: “soy valioso, sólo estoy pasando un momento difícil”. Otra frase: “hago lo mejor que puedo en todo momento”. Es importante que te quieras más y que enfatices tus virtudes. Habla de ellas. ¿A qué te cuesta más detectar tus virtudes que tus defectos?
  5. Haz práctica regular de relajación. Entre quince o veinte minutos. Haz ejercicio. Puede disminuir la ansiedad hasta por cuatro horas. Practicar ejercicio genera una sensación inicial de ansiedad de unos treinta minutos, a lo que le siguen cuatro horas de relajación. Recuerda que no eres el director del universo y que muchas cosas externas no dependen de ti. Practica el deporte que más te guste y dedica ese tiempo a no pensar en nada, sólo a disfrutar.
  6. Contempla tus preocupaciones de forma objetiva. La mayoría de las cosas horribles que imaginamos nunca suceden. Normalmente se magnifican y nos las imaginamos mucho peores y terribles de lo que realmente son.

Si pones en práctica estos seis consejos, puedo asegurarte que poco a poco todo mejorará. La ansiedad es como esa nube gris que nos impide ver la claridad del día.

Muchas gracias por leerme. ¡Hasta la semana que viene!

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s