Hazte Oír: Libertad de expresión como excusa

Desde hace varias semanas mucho se ha hablado sobre la transexualidad en nuestro país. Esto es debido al bus de la asociación Hazte Oír, cuya idea era posicionarse frente a los colegios de diferentes ciudades para expresar lo que consideran “normal” en el cuerpo humano. Sin embargo, en lugar de dar mi opinión acerca de si ese bus tiene que circular cerca de los colegios o no o de si están protegidos por la ley de libertad de expresión o no, quiero mostrar mi preocupación por las repercusiones psicológicas que esto puede producir en los más pequeños.

El lema que defiende la asociación en su autobús no hace más que aumentar el odio y la discriminación que no sólo sufren las personas transexuales, sino también todo el colectivo LGTB. El Colegio de Psicólogos de Baleares (Copib), por ejemplo, ha rechazado las iniciativas promovidas por esta asociación por estar “dirigidas contra la libertad de las personas transexuales y transgénero”, además de incitar “a la discriminación y al odio”.

Lo cierto es que en nuestro país el 90% de los niños, niñas y adolescentes LGTB han sufrido acoso escolar en algún momento. Sin ir más lejos, el último caso en Galicia se da en Lugo, donde un niño sufre acoso escolar, precisamente por identificarse como tal.

Y ya no sólo el acoso escolar, si no que muchos padres no entienden por lo que pasan sus hijos y no saben como afrontarlo. Es necesario empezar a normalizarlo, para que la gente lo entienda y apoye a las personas LGTB ya que, el acoso escolar, la estigmatización y la discriminación hacia estas personas repercuten en su salud, pudiendo sufrir diferentes trastornos de ansiedad y depresión, entre otros. Las tasas de suicidio y de depresión son ocho y seis veces más altas en el caso de las personas transgénero que en la media de la población.

Además de las repercusiones psicológicas, también puede haber problemas médicos debido a la toma excesiva de hormonas para modificar su cuerpo si no son intervenidos tras la evaluación y preparación para la cirugía. Aunque ahora esté mucho más controlado y se realizan más operaciones de cambio de sexo, no fue hace mucho cuando se realizó el primero a una menor en España, ya que fue hace sólo 8 años.

Por todo esto y a que son más de un centenar las personas que solicitan un cambio de sexo en nuestro país, tenemos que concienciarnos sobre respetar a los demás e intentar no hacer daño ni discriminar a los que son diferentes a nosotros, ya que aunque desde la asociación aleguen a que es la biología la que rechaza a los transexuales, científicos y profesionales de la salud hacen hincapié en que esto no es así. Que nazcas con unos determinados órganos sexuales determinados, no quiere decir que te identifiques con ellos y que esto se sepa no va a hacer que haya más personas que antes que se quieran cambiar de sexo (cómo parece que defienden los de la asociación antes mencionada y por eso quieren dejar clara su opinión), sino que ayudaremos a que estos cambios de sexo se produzcan con las mejores condiciones médicas y, finalmente, conseguiremos que haya una mayor aceptación social y que repercuta mucho menos en su salud.

Para finalizar os dejo una versión del autobús pintada en el Colegio Príncipe de España en Huelva, una versión mucho más cercana y justa con las personas transexuales:

_636248437335901007w_4d3ee903

Espero que este post os haya ayudado a reflexionar… ¿vosotros que opináis?

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s