¿A quién le hace más falta ir al psicólogo, al que hace bullying o a la víctima?

Estoy muy contenta de que por fin se empiece a hablar de bullying o acoso escolar públicamente (por ejemplo, a través de la iniciativa del programa Proyecto Bullying) y empiece a ser un término conocido cada vez por más personas. Y estoy contenta porque es algo que ha existido siempre, sé que durante mucho tiempo sin nombre, pero que ha afectado y afecta mucho a la víctima. Hoy planteo como título de este artículo “¿a quién le hace más falta ir al psicólogo, al que hace bullying o a la víctima?” por una simple razón: el bully (acosador) es quien emite conductas agresivas, burlas, faltas de respeto…hacia quien decide que se convierta en su víctima y esta conducta no es más que un reflejo de su baja autoestima, sus inseguridades y sus malos aprendizajes. Viendo la terapia como una ayuda, una orientación hacia la corrección de nuestros errores, hacia un mayor bienestar…considero que, como mínimo, es igual de necesaria para el acosador y para la persona acosada.

Hablemos del bullying, sus características y su funcionamiento para entender todo esto mejor. De sobra conocemos cómo afecta a la víctima, pero ¿qué sabemos del bully?

bullying

Acosadorvíctima y espectadores, ese es el triángulo del bullying. El acosador suele ser un niño o adolescente varón y la víctima, por tendencia general, una niña. Los niños suelen mostrar agresividad de una manera más física o declarada (pegan o insultan), mientras que las niñas, de ser ellas las acosadoras, lo harán de una manera más sutil o no declarada, lanzando falsos rumores, aislando a la víctima de su grupo de amigas, etc. El acosador no tiene por qué ser ni el más fuerte de la clase ni el más seguro, más bien todo lo contrario. Muchas veces situaciones de desavenencias familiares, malos tratos, inseguridades, etc., son las que se esconden tras la conducta del acosador o bully. El método de éste es dirigir sus burlas, motes, ofensas, amenazas o agresiones hacia alguien que no tiene por qué ser más débil inicialmente, pero que adquiere miedo con el paso del tiempo. Estas conductas de acoso las ven muy recompensantes puesto que el resto de la clase tiende a reírse de sus hazañas o a mantenerse en silencio por miedo a convertirse ellos en las próximas víctimas. Así es como entienden que la violencia les convierte en los “líderes de la clase” y los más dominantes, y esto refuerza su conducta agresiva. También se puede dar la situación en la que los espectadores decidan aliarse con el acosador para así sobresalir más en la clase y ser del grupo de los fuertes; nuevamente, puede ser por miedo a convertirse en una nueva víctima o por necesidad de aprobación social. Todo esto da más fuerza al bully. Digamos que quien asume el papel de acosador ha adquirido el hábito de gestionar mal sus emociones y proyecta sus inseguridades en aquella persona que considera más débil.

Seguro que también os suena el término mobbing que hace referencia al acoso laboral, en el ámbito de trabajo, y en el que curiosamente las actitudes son muy similares, el bully adulto es muy similar al bully adolescente.

Con toda esta información, ¿qué creéis? ¿El que asume el rol de acosador no necesita ir al psicólogo o recibir algún tipo de ayuda, aprender a manejar sus emociones…? Son más visibles las repercusiones en la víctima, pero quizás si trabajamos con el acosador podamos evitar muchas situaciones de bullying.

¡Muchas gracias por leerme!

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

2 comentarios en “¿A quién le hace más falta ir al psicólogo, al que hace bullying o a la víctima?”

  1. Buenas noches!! Te doy toda la razón en que una de las características principales del acosador es la falta de autoestima, puesto que he visto muchos casos, y me cuentan muchos casos que la mayoría de veces son por eso…

    Soy Coach y profesora particular, veo niños todas las tardes con sus respectivos padres y la mayoría están en la adolescencia. Una edad que todos sabemos que es un poco…

    Bueno, pues la mayoría de padres intentan darle tooooooooooodo a sus hijos, que no les pase nada, que no vayan con nadie malo, que estudien una carrera que tenga salida, (no algo que les guste).. etc etc etc y no se dan cuenta de que lo que tienen que hacer es educar a sus hijos en valores, en buenos VALORES.

    Espero que no haya sido mucho “testamento” de comentario. Un saludo.

    Me gusta

    1. Buenos días Eugecoach,

      Antes de nada muchísimas gracias por tu comentario. Estamos totalmente de acuerdo contigo. A veces, la excesiva sobreprotección de los padres hacia sus hijos influye en esa baja autoestima y en el hecho de no disponer de herramientas para hacer frente a situaciones algo más complicadas de la vida. Desde luego, hacer daño a otra persona proviene de inseguridades y problemas internos que creeemos que son el origen de muchos (si no, todos) los casos de bullying. Trabajamos con la víctima (el consecuente) y no con el acosador (el antecedente). Debemos llegar a lo que es menos visible para poder evitar muchas situaciones. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s