Miss Controversia

Siera Bearchell, estudiante canadiense de derecho, involucrada con los más desfavorecidos y colaborando con diversas organizaciones para poder ayudarlos. Mujer y con ambiciones. Seguramente muchos no sepáis quién es. Es Miss Canadá, la candidata elegida por este país para representarlo en uno de los certámenes de belleza más conocidos; el certamen de Miss Universo.

Aprovechando que el certamen se celebró hace dos días, me parece relevante destacar lo que ha vivido esta Miss durante su preparación para la ocasión. Por lo visto, a través de las redes sociales, sobre todo Instagram, la gente le fue comentando que si había subido de peso, que cómo se presentaba a ese concurso, que si le había pasado algo… Es importante tener en cuenta que este comportamiento no es un hecho aislado, si no que numerosos famosos (también en nuestro país, como por ejemplo Cristina Pedroche), son víctimas de estos comentarios, es decir, de lo que actualmente se llama body shaming.

El body shaming se refiere al comportamiento de utilizar las redes sociales como método para criticar a una persona por su físico. La psicóloga y profesora, Renee Engeln, tras investigar sobre estos hechos, cada vez más comunes, afirma que solía haber una clase de persona que debía preocuparse constantemente por cómo lucía, debido a su trabajo; pero que ahora  (debido a la tecnología) no tenemos una línea divisoria entre aquellas personas y el resto.

A muchas personas el recibir críticas relacionadas con su propio cuerpo les duele y les preocupa hasta llegar a hacerse daño a si mismas para poder cambiar quien son. La propia Siera ha admitido en Instagram que restringió su ingesta de alimentos intensamente en concursos anteriores y que era miserable, que nunca se sintió lo suficientemente buena (“no importaba lo poco que comía y cuánto peso perdía, constantemente me comparaba con los demás y sentía que aún podía perder más”). Sin embargo, ahora ha aprendido a quererse tal cómo es y así lo demuestra en la misma red social: “Aunque yo soy la primera en decir que no soy tan delgada como lo era cuando tenía 16 o 20 años o incluso el año pasado, soy más confiada, capaz, sabia, humilde y apasionada que nunca. Tan pronto como empecé a amar a quien yo era en lugar de intentar siempre encajar en lo que yo pensaba que la sociedad quería que fuera, gané sabiduría en un nuevo aspecto de la vida.”

Es curioso como cada vez que vemos que una persona se quiere, que lucha por sus objetivos, que le gusta lo que hace y tiene ambiciones, la sociedad intenta destruirla y en este caso simplemente por no acoplar su cuerpo a las medidas clásicas de 90-60-90, cuando la belleza es mucho más que eso. Estas críticas recibidas, al fin y al cabo, son muestras de ignorancia y de poco respeto y no deberíamos tolerarlas nunca.

Para finalizar os dejo una foto del Instagram de Siera en la que dice lo siguiente:

siera.png

“Esta es la generación de la diversidad corporal. Es el momento para empezar a trabajar juntos para redefinir la visión global de la belleza. GRACIAS por cada mensaje, por cada comentario y por cada historia que habéis compartido conmigo. Me sentí orgullosa por representarme a mí misma, a mi país y a las mujeres del mundo, hasta el punto de llorar. Os prometo que esto es sólo el principio.”

Adamia Psicología
Consulta de psicología en Vigo

Llámanos al 640 106 888
Escríbenos a info@adamiapsicologia.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s